Diego Carrasco

diego carrasco

“Lo más puro que tiene el flamenco es que está vivo”

En 1954, Jerez de la Frontera daba a luz a una gran personalidad y maestro del compás, Diego Carrasco, guitarrista, compositor y cantaor de Flamenco. Sus inquietudes musicales y la rebeldía que mostró desde su juventud le llevaron a introducirse en mundos como el del rock y el del pop. Su carácter polifacético le ha permitido crear su propio estilo, en el que recupera la herencia del pasado a la par que recoge el arte de la calle, armoniza y crea escuelas tonales.

Bajo su primer nombre artístico, ‘Tate de Jerez’, acompañó a la guitarra a grandes voces del cante como ‘La Priñaca’, ‘El Borrico’, Manuel Fernández Moreno, Fernando Fernández Monje de los que aprendió muchísimo. Asimismo, acompañó a grandes bailaores como Alejandro Vega y Antonio Gades. Este último fue uno de los maestros que más le marcaron en sus inicios, pues le cambió el concepto  que tenía del mundo del Flamenco y le transmitió valores como la disciplina, la metodología para estudiar un instrumento y cómo andar en un escenario.

En 1984, se produce el punto de inflexión y desde entonces hasta la actualidad ha dirigido su carrera artística bajo el nombre de Diego Carrasco, siempre activo, con ideas, proyectos innovadores en mente que beben de su inagotable repertorio.

Últimas noticias

nuevas cuerdas
Nuevas cuerdas de guitarra de Felipe Conde
Lanzamos una nueva serie de cuerdas de guitarra que llevan el nombre de Felipe Conde diseñadas especialmente para la guitarra española que mejoran los resultados del sonido, confort y durabilidad.
premio artesanía Comunidad de Madrid
Felipe Conde, Premio de Artesanía de la Comunidad de Madrid
Felices por recibir el Premio de Artesanía de la Comunidad de Madrid en la categoría de “Artesanía Tradicional” por la preservación y difusión del oficio
_mg_1432
Restauración de una Esteso del 1930
Este verano nos visitó un cliente con una guitarra antigua, en busca de consejos sobre su estado y origen, como muchos suelen hacer al encontrar una guitarra antigua de la familia abandonada en un trastero. Se trataba de una guitarra flamenca construida por Domingo Esteso en el año de 1930, con la tapa de pino abeto alemán y aros y el fondo de ciprés, con clavijas de madera. El cliente no sabía que se trataba de una guitarra construida por uno de los lutieres más reconocidos de la llamada Escuela de Madrid.