Arte | Felipe Conde
El taller

El taller es siempre un aval y una garantía; el artesano se hace responsable de las piezas que salen de su taller.

La relación con sus obras no se interrumpe, las guitarras terminan volviendo, bien para sus puestas a punto (barniz, repasar los trastes…) bien porque han tenido un accidente y el artesano las recibe con cariño, poniéndolas otra vez en circulación.

La madera

La madera es una de las elecciones fundamentales en la construcción de una buena guitarra, ya que sus cualidades determinarán la sonoridad o el uso que tendrá dicha guitarra. La madera es para el artesano una herencia de la generación anterior, y las que use serán el legado para las generaciones venideras. Algunas de las maderas empleadas en la construcción son el Palo Santo de la India y Madagascar, el Ciprés Español o el Cedro de Canadá.

Construcción

La construcción es un proceso artesanal en el que se cuidan todos los detalles, elaborándose en el taller artesanalmente exceptuando el clavijo mecánico. Desde el mango de la guitarra los diferentes elementos que la componen serán la muestra de identidad del artesano que las elabora, destacando la cabeza y la tapa con su característica roseta. La disposición, medidas y los componentes de la guitarra definirán su sonoridad y calidad.